jueves, 2 de mayo de 2013

Malvinas: El "25 de Mayo" se prepara para atacar a la Task Force

El '25 de Mayo' en las Malvinas 

El portaaviones argentino ARA "25 de Mayo", ex HNLMS Karel Doorman, fue el buque insignia de la Armada Argentina en la Guerra de las Malvinas en 1982. La misma clase ("Colossus") del portaaviones brasileño Minas Gerais, el 25 de Mayo fue un portaaviones de ataque, equipado con jets A-4Q Skyhawk. 

 

El portaaviones argentino ARA 25 de Mayo, un ex HNLMS Karel Doorman (Holanda) fue el buque insignia de la Armada Argentina en la Guerra de las Malvinas en 1982. 

La misma clase ("Colossus") que el NAEL brasileño Minas Gerais , el ARA 25 de Mayo fue un portaaviones de ataque, equipado con jets Skyhawk A-4Q. 

El rendimiento del ARA 25 de Mayo en el conflicto no está muy extendida, y pocos saben que el buque y su grupo aéreo se embarcó estaban muy cerca de cambiar el curso de la guerra, que habría sido la primera batalla librada entre portaaviones desde la Segunda Guerra Mundial. 

 

Cuando el Fuerzas de Tareas británica llegó a recuperar las Malvinas, la Armada Argentina puso el Grupo de Tareas 79 en el mar (divididos en tres grupos de tareas) para tratar de detener su: GT 79.1, dirigido por el ARA 25 de Mayo, acompañado por un destructor Tipo 42 (Santísima Trinidad), GT 79.2, que consiste en el destructor clase "Gearing" FRAM II Comodoro Py, tres corbetas A69 y el destructor Tipo 42 Hércules, más la GT79.3, que consistía en el crucero General Belgrano y dos destructores "Allen M. Summer", el Piedrabuena y Bouchard. La FT Argentina estuvo encabezada por el almirante Walter Allara a bordo del ARA 25 de Mayo. 

En la mañana del 1 de mayo Allara fue avisado por el Alto Mando argentino que los británicos habían atacado a las Islas Malvinas. Los Grupos de Trabajo 79.1 y 79.2 navegaron hacia el este-sureste, mientras que los S-2E Tracker buscaban a la FT del Reino Unido. 



A las 15:30 el S-2E envió por radio el mensaje siguiente: "Un gran objetivo y seis objetivos de mediano tamaño en el marcado 031 distante 120 kilómetros de Puerto Argentino" La posición de la FT británica era de 49° 34' de latitud sur y 57° 10' de longitud oeste, así que entre 200 y 300 millas de distancia del ARA "25 de Mayo". Durante todo el día el 1 de mayo el almirante Allara navegó hacia la FT británica para acortar la distancia más. El contacto se reanudó por otro S-2E a las 23:00. 

De hecho, el almirante Sandy Woodward, comandante de la FT británica dice en su libro "One Hundred Days", que en la madrugada del 2 de mayo de 1982, se acordó por el centro de operaciones del HMS Hermes, con la advertencia de que su Fuerza de Tarea había sido iluminada por el radar de un S-2E Tracker argentino. Era sólo una aeronave, del 25 de Mayo, como la foto de abajo. 

 

En ese momento, los argentinos estaban en ventaja táctica, porque sabían la posición exacta de la Fuerza de Tareas Británica, que fue era de unos 200 kilómetros de distancia. El trabajo de intentar encontrar la FT de Woodward se llevó a cabo de manera competente por los S-2E argentinos que volaron "colados" en el mar para evitar la detección por radar y hacían periódicamente "pop-ups" (elevaciones) para darle algunas exploraciones fuera del radar poco después de minimizar el riesgo de los sistemas de detección de los MAGE (ESM) británicos. 

A las 10.30 el 1 de mayo, el almirante Allara recibió la información errónea de que los británicos estaban desembarcando al oeste de Puerto Argentino. Al mismo tiempo hizo hincapié en que las corbetas A69 del grupo principal, con el objetivo de atacar a los buques británicos con misiles MM38. 

 

Los británicos, a su vez, sólo conocía el marcado (dirección), desde donde el avión argentino había enviado la señal y luego un Sea Harrier de combate fue enviado a investigar. 

El GT ARA "25 de Mayo" estaba navegando hacia el noroeste de las Islas Malvinas y FT británica fue en el noreste. Los Sea Harrier británicos enviados a investigar terminaron siendo iluminados por un radar de tiro 909 del sistema de control de los Sea Dart de un destructor Tipo 42 (ARA Hércules, foto de abajo), lo que confirmaba que el "25 de Mayo" estaba muy cerca. 

 

Más tarde se reveló que el Tipo 42 iluminó al Sea Harrier que dispararle con un misil Sea Dart, pero falló el tiro. Irónicamente, el escolta de último generación era inglés (la misma clase que el HMS Sheffield, hundido dos días después por un AM39) y los argentinos todavía estaban aprendiendo a operar su sofisticado sistema antiaéreo. 

Almirante Woodward estaba seguro de que los argentinos estaban preparando un ataque en la madrugada con jets A-4Q Skyhawk en contra de su FT y realmente tenía razón. 

Cerca de 200 kilómetros de distancia, los técnicos a bordo del portaaviones prepararon a los A-4Q argentios con bombas de 250 kg Snakey. En la famosa foto de abajo (de crédito Phillip CC), una bomba con las palabras del "HMS Invincible" en una percha listos para ser puestos a bordo del A-4Q del ARA 25 de Mayo. El momento de gloria para el que los pilotos navales argentinos habían entrenado tanto había llegado. 

 

El grupo aéreo embarcado en el "25 de Mayo" 

 

Los A-4Q Skyhawks se prepararon durante el tránsito, de la siguiente manera: dos aviones de patrulla aérea de combate, estacionados en la cubierta de vuelo y listos para despegar en cinco minutos (Alerta 5), 4 de ataque de superficie, armado con 6 bombas MK 82 de 250 kg cada uno, un avión lanzador de "chaff" listo para despegar en 30 minutos, y el octavo era un avión cisterna para repostar en vuelo de los demás. 

El avión interceptor que constituyó la Patrulla Aérea de Combate (PAC) podría esperar el ataque enemigo en el aire o listos para despegar la cubierta de vuelo del portaaviones, permitiendo la interceptación de los aviones enemigos antes de que ataquen el 25 de Mayo . 

 

Teniendo en cuenta la valiosa información obtenida por S-2E Tracker de la posición de la FT británica, el "Comandante de la Flota de Mar", ordenó la planificación del ataque en las primeras horas del 2 de mayo. Se ofrecieron a 6 A-4Q armados con cuatro bombas MK 82. Se mantendría una reserva de avión y otro como reabastecedor de combustible. 

De acuerdo con las tablas de probabilidad, en el que se afirmaba que la artillería antiaérea y defensa aérea británica, de los 6 incursores sólo 4 podrán lanzar sus bombas (16 bombas), con un 25% de probabilidad de impacto. De estos, se esperaba que sólo dos volverían al "25 de Mayo". La neutralización de un portaaviones británico justificar la pérdida de 4 Skyhawk. 

 

Según el libro "Signals of war" por Lawrence Freedman, en la noche del 01 de mayo del viento en el área donde el 25 de Mayo de vela comenzó a declinar, algo raro en esas latitudes. Cerca de la hora de catapultar a los aviones para atacar a la mañana, cuando se tomó un viento de 30 nudos, lo que ha llegado a ser casi nula, por lo que todos los aviones pudieran despegar con una sola bomba o combustible para un rango de sólo 100 millas. 

El 25 de Mayo, lo único que podía hacer 20 nudos, velocidad insuficiente para producir el viento en la pista de vuelo requerido para poner en marcha los aviones con cuatro bombas. La probabilidad de impacto sería insignificante, no lo que justificaba el ataque. La misión fue abortada. 

Otro factor que agregó la decisión de abortar el ataque fue la pérdida de contacto con la FT británica dado que un nuevo vuelo del S-2E Tracker no encontró a los barcos británicos. 

 

Coincidentemente, el mismo día 2 de mayo fue el hundimiento del crucero General Belgrano, y desde allí, nadie supo del ARA 25 de Mayo por el resto del conflicto. El submarino nuclear HMS Spartan, había sido asignado para perseguir y "sombrear" al portaaviones argentino, pero no logró localizarlo. 

Poder Naval

1 comentario:

  1. Anónimo00:25:00

    La maldita metereología, una baja temprana del invencible hubiese sido fatal para taskforce mala suerte.

    ResponderEliminar